vargasmo 248

"¿Qué mundo le piensa dejar a sus hijos?", me gritaron una vez. Reflexioné mucho, y decidí que efectivamente lo mejor era no tener hijos.

258