MUCHAS CRISMAS
















(Aspecto de un costado de mi escritorio durante el mes de Diciembre)

EL CICLO NAVIDEÑO

Viéndolo desde la perspectiva navideña, la existencia puede resumirse en que primero uno cree en papá Noél. Luego pasa un extraño periodo en la existencia en la que uno deja de creer, aquella etapa de la adolescencia que uno tanto detesta y en la que lo mejor que le puede pasar es que dejen de preguntarle "¿A que papá quiere más?", frase determinante del final de la niñez, que va unido a dejar de creer en el panzón de los regalos.

Luego no pasa mucho, madurar y todo eso, hasta que, me imagino, uno envejece y termina disfrazado de Papá Noel para hacer creer en él a unos nuevos niños que repetirán en ciclo.

Felices Kwanzaas, por cierto.

PERROS REFLEJOS

Un periodista iraquí lanza sus zapatos a George Bush y le llama "perro" Ver video

Esta noticia es sumamente indignante, ya puedo imaginar a la comunidad canina armando grupos en facebook en protesta contra el iraquí que cometió la grosería de compararlos con George Bush. Y tienen todo el derecho de molestarse los perros.

Pero lo que a mi personalmente me molesta es comprobar una vez más la escasa o nula brillantez de la que hace gala el primer mandatario de los Estados Unidos.

Pensemos en los hechos: George W. Bush está tras un podio en una rueda de prensa. Con unos buenos reflejos que lamentamos los detractores de este señor, rápidamente escapa al ataque de un zapato que raudo viene hacia su cara. Hasta el momento bien. Lo que me carcome el espíritu es que pasa por la cabeza de este hombre (Claro, salvo el zapato). Y es que, digo yo, si a uno le lanzan un zapato, y logra esquivarlo, lo primero que piensa sería algo tipo "Mierda, me están atacando. Podría llegar a creer que, bajo toda lógica, el que me atacó tiene OTRO zapato". ¡Pero no! Bush esquiva el primer ataque y se mantiene firme en su puesto como antes del suceso. ¡Vuelve a erguirse tras el podio como si nada! ¡¿No pensó en el otro zapato?! ¿O creyó que sólo había llegado el atacante con un zapato, o que tal vez era cojo?

Los reflejos del presidente aquel van en contraria a su sentido común, eso es algo que ya se sabía, pero ofende presenciarlo.
Eso, y la pésima puntería del iraquí.

PQP

No entiendo en que punto perdimos algo tan propio como el madrazo limpio y en español. Es triste que algo tan soso como el "WTF?" haya reemplazado algo tan nuestro como "¿Pero que putas?" o el no menos impactante "¡¿Que mierda?!". Lo que se gana en demostrar ansiosamente el dominio del idioma se pierde en impacto y convencimiento. Y además, el madrazo en inglés se ve aún más disminuido en sus capacidades groserísticas al haber sido limitado a una sigla que se enfila junto al "LOL" en la familia de siglas pendejas.

Esta es otra entrada que salió más corta de lo que pensé, pero creo que ésta no la botaré a la papelera de reciclaje.
Tal vez es el dulce que me dieron en la fiesta navideña del empleo o el estar un viernes tan temprano en la casa como hace lustros no lo hacía, pero voy a publicarla.

(¿Viernes y yo en mi casa? ¡Pero que putas!)

ALGUIEN QUE ME EXPLIQUE...

Parece ser que los formularios virtuales para sacar el pasado judicial virtual han sido redactados por la señorita Antioquia (del mismo modo y en sentido contrario.)
Es eso o ya la edad empieza a hacer mella en mi otrora ágil cerebro, ya que llevo quince minutos intentando descifrar que significa aquello de "Se ha desempeñado laboralmente en el campo de DESEMPLEADO".

O sea, si, me he desempeñado, lo que invalida el concepto de desempleado, así que no, no lo he hecho.

Parece ser que el DAS, en su infinita sabiduría, ha resulto entregar el pasado judicial sólo a aquellos que demuestren ser capaces de descifrar paradojas lógicas. Al lado de ilustres pensadores como Zenón de Elea ("Yo estoy mintiendo") y Grelling-Nelson ("¿Es la palabra "heterológico", heterológica?" ) hay que poner el del anónimo trabajador que incluyó, para la posteridad y beneficio de la humanidad, aquella frase digna de ser grabada en oro e impresa en los nuevos billetes de 100.000 pesos.

Si no es mucha molestia, me permitiré repetirla para cerrar esa entrada en grande:

Se ha desempeñado laboralmente en el campo de DESEMPLEADO