ES UN VOTO CADA DÍA

Ya pueden votar por el que será el primer blogger estrella de Semana. Como saben, un servidor está en la lista, pero siéntanse libres de votar por su favorito. Aquí
(Se les recuerda que pueden votar todos los días, una vez por día)

CORTES DE CABEZA A MITAD DE PRECIO


Una frase que leo recurrentemente en nuestro bogotanísimo y articulado medio de transporte es aquella que reza: "Silla exclusiva para personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres embarazadas o con niños de brazos". De brazos. ¿Alguno ha reparado en lo extraña que suena esa frase?. Sinceramente, no les miento, vine a conocer esa frase gracias a mi habitual acto de leer en el bus, y créanme que lo toma a uno por sorpresa. "Niños de brazos", niños que tienen brazos, niños hechos de brazos, no se. Desde mi punto de vista, se debe a un nuevo caso de redacción creativa. Y existen cientos de estos. Mencionaré unos pocos ya que mi memoria no es la de antes. A ver. Recuerdo un restaurante, en cuya pared de entrada descansaba un cartel que rezaba, si no recuerdo mal: "sábados y domingos abierto solamente para pollos asados". O este otro, ahora de una peluquería: "todos los miércoles lavados y cortes de cabeza a mitad de precio". Creo que los leí en una revista sobre el tema. Había también algunos con una marcada tendencia sádica: "liquidación total de niños por menos de XXX pesos" y "se vende ropa para mujeres de segunda". No pasemos por alto (como hacerlo) el campo de los medios televisivos, cuna de los mayores gazapos que sobre la lengua de Cervantes ha caido. Hace algunos años, y para eso si tengo memoria malditoseamicerebro, en un aciago comercial a raíz del lanzamiento del en ese entonces más reciente disco de Laura Pausini, se podía escuchar la siguiente frase: "un error de los grandes, su último álbum". No se si sobra aclarar que "un error de los grandes" era en sí el nombre del disco en cuestión, pero la frase no deja de tener su cualidad polisémica. Espero, en este caso musical, me perdonan la expresa chabacanería de citar a dos olvidables cantantuchos a los cuales no me atrevo a buscar por Google pero que sonaban algo así como "Servando y Floripondio", "Serrano y Celestino", o algo así, que el diablo me lleve si llego a querer si quiera confirmar la nacionalidad de esos dos, y me disculpo nuevamente por hacerlos recordar a este par, pero como nos atañen de cierta manera para el tema, los usaremos, ya que hablaban de una fan enamorada de la que decían, y cito textualmente: "te quiere aunque tu no sepas nada". ¡Cuan generoso el amor de la fanática que perdona la total ignorancia de su idolatrado ser!
No se me ocurre como mejorar la frase de los niños de brazos, la costumbre le da la apropiación que el sentido común le quita. Supongo que "niños pequeños" es muy imprecisa y, en todo caso, les pareció mejor que "niños alzados".